La Cavitación se basa en ultrasonidos. Mediante estas ondas se consigue atacar la grasa más difícil, grasa que se almacena en tu cuerpo en zonas como las cartucheras, muslos, abdomen o incluso las rodillas. Con la cavitación se logra romper las células de grasa que están pegadas a los tejidos. Al romperse las barreras, estas células grasas cambian de estado sólido a líquido y pasan en este nuevo estado al sistema urinario para ser eliminados.

Antes y después de someternos a una sesión de cavitación es muy recomendable beber entre uno y dos litros de agua para favorecer la eliminación de grasa con la orina. Después de una cavitación es necesario combinarlo con un tratamiento que estimule el drenaje linfático: presoterapia, LPG… Así que la grasa licuada no se elimine y forme nuevos depósitos en tu cuerpo que podrían generar problemas estéticos.

* Reducción progresiva y permanente de acúmulos adiposos.

* Mejora de la piel de naranja.

* Mejora de la elasticidad de la dermis.

* Reducción del perímetro en glúteos, abdomen y muslos.

Precio: Sesión suelta Cavitación + Presoterapia 45€

Precios reducidos para Bonos de 5 y 10 sesiones