La micropigmentación en un procedimiento de labios, cejas, areola mamaria y camuflaje de discromias mediante la introducción de pigmentos colorantes en la piel por medio de punciones y utilizando material desechable.

El tratamiento es semi-permanente, su duración media es de 2 a 5 años. La desaparición total del pigmento puede llevar hasta 10 años o más, dependiendo de la tonalidad aplicada y su intensidad, de la zona de aplicación y de la propia respuesta de la piel del usuario.

Recomendaciones

24 horas antes evitar tomar exitantes y vasodilatadores (cafeína, alcohol, ácido acetilsalicílico etc)

Una semana antes no realizar tratamientos faciales.

Cuidados necesarios post-tratamiento para una correcta cicatrización

Durante 7 días despúes del tratamiento:

-Higiene diaria

-No agredir la zona pigmentada, no frotar ni rascar.

-Evitar cosméticos no específicos sobre la zona.

-Evitar el sol y rayos uva.

-Evitar saunas, piscinas o baños prolongados.

Mantenimiento

-Usar protector solar.

-Realizar sesión de mantenimiento entre los 2 y 4 años según cada necesidad.

Contraindicaciones

Si padece cualquier enfermedad o infección, debilidad inmunológica, herpes simple o zoster, conjuntivitis, afecciones de la piel en la zona de aplicación (dermatitis localizada, hematomas, cicatrices no estabilizadas, quemaduras solares, úlceras en la piel)

No debe realizarse el tratamiento de micropigmentación si tiene afecciones de la piel en la zona de aplicación (pecas, lunares, queloides, angiomas, verrugas, melanomas, impétigo, psoriasis, nevus y cáncer de piel)

Riesgos y complicaciones

A pesar de la correcta aplicación del tratamiento, pueden producirse efectos no deseados.

Ocasionales y leves: Inflamación local, dermatitis de contacto, herpes simple en tratamientos labiales.

Muy ocasionales: Infección local bacteriana, fúngica o vírica.