Un masaje descontracturante, como la propia palabra indica, se utiliza para relajar la musculatura y disolver las contracturas que se producen por el estrés, las malas posturas, la falta de descanso o una vida demasiado sedentaria.

Es un masaje algo más fuerte que uno de tipo relajante, aunque no tiene porqué resultar más doloroso de lo imprescindible, sólo lo natural mientras se trabaja la zona contracturada.

Dependiendo del tiempo que lleve establecida, será necesario tratarlas con más o menos sesiones.

Nuestras terapeutas son todas quiromasajistas.

Trabajamos tanto cervicalgias, dorsalgias o lumbalgias.

 

Duración 30′ –  35€

Bono de 3 sesiones  90€

Bono de 5 sesiones 125€