El peeling químico es un procedimiento dermocosmético que consiste en provocar una regeneración cutánea acelerada y controlada mediante la aplicación de agentes quimioexfoliantes que permiten actuar a diferentes profundidades. El peeling produce la descamación de las capas superficiales de la piel con el objetivo de estimular la producción de colágeno, elastina y glicosaminolicanos, así como de mejorar sus cualidades fisiológicas y mecánicas.

Trabajamos con distintos ácidos, dependiendo del problema a tratar:

El  peeling de Ácido  Salicílico está indicado para pieles grasas con imperfecciones  pro-acneicas y/o seborreicas. Su aplicación se recomienda también en zonas corporales tales como brazos, espalda, rodillas, codos, etc.

Tratamiento para poros dilatados, cicatrices de acné medias, acné comedolítico e inflamatorio moderado, dermatitis seborreica y queratosis actínica.

 

El Ácido Glicólico es el más utilizado en cosmética y dermatología ya que presenta el menor peso molecular (solamente contiene dos átomos de carbono) y por tal motivo es el que atraviesa más fácilmente la piel permitiendo una exfoliación más suave y profunda.

Tratamiento para fotoenvejecimiento, arrugas medias, flacidez cutánea, poros dilatados, cicatrices de acné superficiales, falta de hidratación, hiperqueratosis (acumulación de queratina en la capa externa de la piel).

 

El Ácido Jessner és un peeling de amplio espectro para líneas de expresión, arrugas, pérdida de firmeza, pieles apagadas y opacas. Adecuado para pieles con tendencia a padecer acné asociado a la menopausia o de origen hormonal.

 

El Ácido Melanostop, es un peeling de acción despigmentante indicado para hiperpigmentaciones, fotoenvejecimiento, lesiones pigmentarias de origen hepidérmico.

Adecuado también para el cuerpo

 

Precio: 49€.

Bono de 4 sesiones 160€