Limpieza convencional

Sin una piel limpia, hasta los mejores tratamientos pueden ser en vano, ya que si los poros están obstruidos, los ingredientes activos incorporados en las cremas difícilmente van a ser absorbidos en la superficie con el fin de alcanzar las capas más profundas de la piel y ejercer su acción.

Por lo tanto, la limpieza facial es fundamental e indispensable para lucir una piel radiante y sin impurezas, además de garantizar la eficacia de tratamientos posteriores.

Precio  30 €